Travel

Emoción al recordar

Se que han pasado algunos meses pero sigo con la esperanza de contar toda la aventura que tuve en mi cumpleaños. Se perfectamente que fue en noviembre, ahora ya es otro año pero sabes … aún siento emoción al recordar cada detalle. Aunque una de mis metas es que contagies con una de mis cosas favoritas: viajar o cumplir sueños. 

Si no sabes de lo que estoy hablando, esta historia comenzó en con unas breves pero largas ¡vacaciones!, celebrando mi cumpleaños parte 1 y parte 2… y bueno aquí se viene el final. Si no quieres leer los otros post te haré un pequeño resumen

Emoción al recordar que …

Me fui de vacaciones el primero de noviembre, una gran aventura, tan así que hasta dormimos en auto para lograr llegar a nuestro primer destino, 📍Omaha, NE. En donde disfruté una tardecita junto a Josh y una caminata inolvidable aún así decidimos avanzar a nuestro segundo destino 📍Chicago, IL. En donde estuvimos tres días disfrutando cada detalle que podíamos.

Es tanta la emoción al recordar por todo lo que pasamos para llegar ahí, que me hace recordar que me olvide contarles mi mala experiencia en la Navy Pier. Como es de costumbre, me dan ganas de ir al baño en los lugares menos esperados pero al menos, pensé que no sería tan malo ya que es un lugar turístico. Seguimos caminado, conociendo y buscando un baño para ir hacer pee de una vez.

Seguimos caminando …

Por 45 minutos y nada. Terminé de dar la vuelta a Navy Pier en donde hay muchos baños pero esta vez todos … ¡Todos cerrados! No tuve buena suerte, estaba a punto de explotar pero seguimos caminando … ahora alejándonos un poco si parar de caminar, hasta llegar a un mall y al fin vi la palabra mágica “restrooms”.

Debo reconocer que ya perdía las esperanzas de poder hacer pee, lo encontré justo a tiempo. ¿Les ha pasado eso, qué hiciste? Es horrible

Al fin camino a nuestro último destino

Al menos eso pensé yo, por buen tiempo pero el cansancio me jugó una mala pasada y me enfermé. Ya no podía seguir viajando lo más rápido posible para llegar a NYC, así que nos detuvimos en Altoona, PN. Por dos motivos, descansar y juntarnos con una amiga de Josh, de lo que salió una hermosa cena y un ice cream perfecto. 

Al día siguiente, era mi cumpleaños al fin. Aunque no lo habíamos planeado de esa manera, viajamos casi todo el día para llegar a nuestro destino final New York. Aún así nos aventuramos  y fuimos a perdernos por las calles, creo que fue lo mejor. La sonrisa de ese día aún no la puedo olvidar, la emoción al recordar cada detalle que vivimos ahí y en el trayecto me trae una gran sonrisa. ¿Tienes momentos así, en los que al solo recordarlos tu sonrisa se asoma en tu cara? Vamos, cuéntame.



¡Que exagerada!, debes estar pensando pero es la verdad, es que siento que ese viaje marco un antes y un después en mi vida y creo que también en la Josh. ¿Te ha pasado? Un antes, que pensaba que los sueños no se hacen realidad pero si, solo debes trabajar para cumplirlos. Cuéntame cuáles son tus sueños y cómo trabajas para cumplirlos.


No te olvides de: 

Visitar mis redes sociales como InstagramFacebook y Pinterest.

Leer mi último post:  Volver amar a mi ser interno.

Facebook Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: