Travel

Ciudad de noche

Ver la ciudad de noche fue lo que soñé por varios meses, por más que salía a dar una vuelta no lograba distinguir ningún gran edificio con esas hermosas luces que tanto llaman mi atención, menos en el pueblo que vivo. Específicamente la que quería visitar era Denver.


Ese sonido especial que tiene las ciudades de noche, me hace recordar mis últimos meses en Santiago de Chile. Aveces un poco caóticos pero cuando me perdía en la imagen de una hermosa ciudad de noche a la distancia, con muchas luces, pasaba a ser una paz interna que muchas veces me calmo en mis peores momentos.

Cuándo pasas por malas situaciones, ¿qué es lo que mas te ha calmado?

No eran momentos difíciles pero sentía que necesitaba sentir esa calma nuevamente. Anhelaba que el poder de la ciudad de noche me abrazara en la oscuridad haciéndome sentir cerca de mí familia, como en casa. Fue tanto mi deseo que seguí mi aventura a otro nivel, me fui a trabajar con Josh a Denver solo para poder cumplir ese deseo.

La ciudad de noche paso de ser un sueño a una hermosa realidad

A pesar del frío, la tarde me entregaba esa calma que tanto buscaba, aunque aun no estaban esas luces que hacen que me pierda al verlas a la distancia, aún era muy temprano. Estaba segura de que me quedaría hasta poder contemplarlas y así fue.

En cada paso que dábamos el cielo cambiaba de color, un poco más gris de lo normal y poco a poco todo se comenzó a ver blanco. La nieve había llegado pero no aun la luces que me encantan. Solo se demoraron un par de minutos en aparecer y terminar con el escenario perfecto.

La ciudad de noche, nieve, con mi amor … ¿qué más podía pedir? Lo único que se me ocurre que el tiempo de detuviera.


No te olvides de: 

Visitar mis redes sociales como InstagramFacebook y Pinterest.

Leer mi último post:  Así fue Cómo te conocí 

Facebook Comments

One Comment

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: